QUÈ CERCES QUAN ET TROBARÀS AMB LA MLT?

¿Qué os ha ofrecido vuestra aproximación a la Music Learning Theory?
Me acerqué a ella buscando ampliar mi formación como profesora de música en la primera infancia. Había oído, en otras estrategias pedagógicas, eso de que la música se aprende como la lengua materna, la importancia de la oralidad, de partir de la experiencia musical y no de la teoría…pero, al conocer la MLT me impactó la manera certera, clara y precisa con que E. Gordon explica cómo aprenden los niños cuando aprenden música y cómo elabora toda una teoría del aprendizaje musical de la que se desprende una práctica; una práctica, una manera de hacer que acompaña a los niños en su aprendizaje musical y que se puede extrapolar a cualquier edad, teniendo siempre en cuenta que edad cronológica y musical a menudo no coinciden.
Conocer esta teoría me ha dado herramientas para poder lidiar con grupos heterogéneos y variopintos; me ha permitido sentirme capacitada para acompañar a cada uno de los integrantes en su crecimiento y aprendizaje musical, con comprensión, propiciando así el desarrollo de lo que E. Gordon llamó audiation.
Antes de conocer esta teoría, me intrigaba de una manera muy particular la cuestión de cómo podrían los niños hacer suyo el lenguaje musical; cómo podrían experimentar, jugar con él de la misma manera en que juegan pintando, inventando historias, moldeando formas, disfrazándose y encarnando personajes…; un lenguaje con el que crecer, creando desde el principio, tal como sucede con el habla, y no enseñado en el sentido de “impuesto” desde el exterior. Y todo eso más allá de la “libre exploración de instrumentos” que, si bien en un momento dado puede suponer una buena práctica, no aporta de entrada comprensión musical.
Después de una etapa de exposición, a hablar se aprende hablando, dialogando; aprender a hablar es un acto creativo, y de eso se trata precisamente (y así debe ser) en el aprendizaje musical; aprender a hacer música “musicando” (también después de una etapa de exposición) debe ser también un acto creativo. Ha sido a través de la MLT donde he encontrado las herramientas para apoyar este proceso en las/os niñas/os desde bebés.
Obviamente, también he tenido que continuar mi proceso de aprendizaje musical -modos, métricas, movimiento, creatividad- hasta el infinito, creando melodías y recitados, investigando el movimiento, etc. Realmente, una excitante y maravillosa aventura que no tiene fin.
Otro aspecto muy interesante de la MLT es que ofrece una teoría abierta; una manera de concebir el aprendizaje musical que admite el diálogo, la articulación y la combinación con propuestas de otras pedagogías; porqué lo que nos ofrece la MLT no es una guía de “trucos” o “recetas” sino una profunda comprensión del proceso de aprendizaje musical.

En mi caso, estas cuestiones han sido muy importantes –se podría decir: “vitales”; me han permitido ganar confianza, aplomo y seguridad en mi trabajo; pero, a la vez, y quizás eso sea tan importante como lo anterior, han sembrado en mi el deseo y la voluntad de seguir investigando, de seguir atendiendo, escuchando y observando a los niños, de seguir formándome.

¿Y a vosotras/os, os animáis a comentar vuestra experiencia con la MLT?

Victòria Carbó

Ingressa al teu compte