VARIETAT I REPETICIÓ A LA CLASSE DE PRIMERA INFÀNCIA

Me gustaría iniciar esta serie de temas para la discusión y el intercambio de ideas planteando una cuestión que siempre preocupa al profesor de educación musical temprana. ¿Cuánto de repetición y cuánto de novedad debe haber en cada clase de música? ¿Se aburrirán los padres si están muchas semanas oyendo las mismas canciones? ¿Qué pasa con los niños que empiezan muy de bebés y con 3 años siguen con la misma dinámica de clase, debemos cambiarla para que haya más novedad?

            A mí personalmente me gusta que el nivel de repetición sea más alto cuánto más pequeños son los niños. Me parece que el niño pequeño disfruta reconociendo lo que suena y la actividad y se siete seguro al explorar un terreno conocido. Además para poder profundizar en algo es realmente importante conocerlo bien e ir descubriendo nuevos niveles de experiencia y conocimiento.

            No hay un número estándar de repeticiones. Siempre observar el nivel de atención e cada momento dentro de la clase te puede dar pistas sobre si puedes repetir más o debe de cambiar de actividad.

            Los padres, como adultos, pueden demandar más nivel de variación que sus hijos, pero hay que hacerles comprender que la clase está centrada en la necesidad de aprendizaje de sus niños y no en la suya propia.

            Si que es frecuente que los niños cuando llegan a los 3 años y la clase de música ha dejado de ser una novedad, demandan un cambio, no tanto solamente en el repertorio o el número de veces que repetimos una canción, como la propia dinámica de la clase:

-Dejar de venir con los papás y asistir solos a clase.

-Más juego simbólico.

-Más interacción verbal.

-Más dinamismo y cambios frecuentes de ritmo.

 

Os animo a dar vuestra opinión y compartir al respecto de este tema.

¡Muchas gracias!

Ingressa al teu compte