Maneres d’organitzar, repartir i recollir el material didàctic a classe

En la clase de música de educación musical temprana utilizamos como materia prima la voz y el movimento, y como materiales complementarios podemos contar con un listado muy variado de elementos para llevar a cabo muchas actividades.

La función de estos elementos es diversa:

  • Captar la atención de los bebés (gracias al sonido, al color, a la textura, al movimiento).
  • Focalizar y remarcar algún aspecto concreto del material musical que se está presentando.
  • Ayudar a percibir el movimiento que se está trabajando (todos los materiales).
  • Añadir sonido instrumental a la actividad, por ejemplo siguiendo el micropulso o creando un ostinato rítmico (huevos, cascabeles…).
  • Conducir la energía de la sesión a un grado más alto o más bajo (pañuelos vs. instrumentos).
  • Llevar la individualidad de cada bebé a una vivencia más grupal (materiales cooperativos: octoband, stretchy band o cinta cooperativa, paracaídas…).
  • Interpelar a los niños a responder en los diálogo de patrones individuales (muñecos, marionetas, baquetas, boomwackers…).

Es conveniente planear la sesión en relación a los aspectos musicales y también en relación a los materiales que vamos a utilizar para las actividades. De esta forma podremos optimizar las acciones de repartir y de recoger cada material. Organizaremos de forma consecutiva, pues, todas las actividades de la sesión que precisen de un mismo material.

La acción de repartir y de recoger el material puede también ser enfocada des de distintos puntos de vista también. En esta edición del mes de mayo de la revista Audit nos gustaría reflexionar sobre este elemento presente en todas las sesiones, e invitaros a participar comentando las distintas ideas que usáis para este momento en la clase. También os queremos animar a confeccionar vuestra propia cinta cooperativa o stretchy band y para ello este mes os ofrecemos un vídeo tutorial en la revista para todos los socios.

 

Para empezar con las ideas os dejamos algunas aquí:

* MATERIALES COOPERATIVOS. El paracaídas, el octoband o pulpo, el stretchy band o cinta cooperativa.

– Colocar antes de empezar a cantar la canción o recitado. Lo podemos dar en mano a cada persona mientras con la voz marcamos un ostinato rítmico o tonal que nos vaya introduciendo en el modo o/y en la métrica del material musical que vamos a presentar.

– Desplegar mientras ya se está cantando la canción. Se puede hacer coincidir el gesto del reparto con los macropulsos o se puede hacer de forma más libre.

– Presentar la canción y aprovechar un momento culminante o paro en la nota de reposo para hacer “explotar” el material y hacer aparecer así por sorpresa. Lo mismo se puede hacer para recogerlo.

– Desplegar el objeto haciendo sonidos y sirenas con la voz, describiendo la acción, para fomentar la exploración vocal.

– Para recoger también podemos cantar una canción con letra que mande recoger el material, procurando que sea siempre la misma para crear el hábito natural de recogida para los niños sin que represente un problema desprenderse del objeto.

 

* MATERIALES INDIVIDUALES SIN SONIDO. Saquitos de psicomotricidad, pañuelos, muñecos y marionetas, pelotas, etc.

– Utilizar una canción o recitado de reparto, que no sea la que queremos trabajar luego con el material própiamente. Un material musical transitorio que nos vaya bien porque está conectado con la actividad anterior, o con la métrica, o porque va a contrastar o preparar lo siguiente.

– Repartir el material mientras se canta la canción, usando la propia estructura de la canción, respiraciones, intervalos hacia la nota de reposo, macropulso, etc. para hacer el gesto del reparto del objeto, resaltando así ese elemento musical.

– Cantar una o más veces la canción trabajando sólamente con el movimiento. Al añadir patrones, repartir el material. Por ejemplo sentados, lanzar una pelota a cada persona mientras se canta cada patrón, invintando a responder e ilustrando el patrón con esa acción.

– Con los peluches y marionetas podemos jugar con su personalización, por ejemplo presentando a cada niño su marioneta haciéndole cantar un patron o pedazo de canción, y esperar un momento antes de entregarlo al niño, aguardando posibles respuestas.

– Para recoger podemos utilizar la canción de recoger, podemos pasar con el recipiente de guardar e invitar a devolver el objeto mientras cantamos un patrón por ejemplo de V-I o rítmico de 2 macropulsos.

 

* MATERIALES CON SONIDO E INSTRUMENTOS MUSICALES. Boomwackers, cascabeles, huevos maraca, panderetas, etc.

– Podemos hacer propuestas iguales a las de los materiales sin sonido, pero además aprovechar su condición sonora para dejar a parte la voz momentáneamente y repartir mientras establecemos un ostinato rítmico o micropulso.

– Para recoger nos sirve la misma idea. De esta manera, cuando la canción ha desaparecido, los instrumentos se van guardando y por tanto silenciando poco a poco, hasta que sólo queda uno y después el silencio.

 

Esperamos que estas ideas os inspiren distintas maneras de realizar esta parte de la sesión, y sobretodo que os animen a aportar y compartir otras ideas que realizáis. Adelante con vuestros comentarios!

Ingresa a tu cuenta