Metodología General

LA MLT

El Método es el orden en el que se introducen objetivos secuenciados en un currículo para completar objetivos comprensivos. Un buen método nos dice qué enseñar, cuándo enseñar (la mejor secuencia de instrucción) y por qué enseñar. Una buena técnica nos dice cómo enseñar. La MLT provee a los profesores de un método comprensivo y secuenciado para enseñar habilidades básicas de audición interna.

SECUENCIA

Los métodos de aprendizaje musical se suelen dividir en los métodos que enseñan primero con o sin partitura. La MLT tiene mucho en común con otros métodos que comienzan a enseñar música sin partitura como Suzuki, Dalcroze, Kodaly y Orff. Los alumnos construyen una sólida base auditiva e interpretativa a través de cantar, movimiento rítmico, y aprendizaje de patrones tonales y rítmicos antes de ser introducidos en la notación musical.

El proceso de aprender música es muy similar al proceso de aprender un lenguaje. Cuando los niños aprenden a hablar, primero escuchan. Desde que nacen e incluso antes, los niños están inmersos en los sonidos del lenguaje. Absorben estos sonidos y se van sintonizando con el lenguaje de su cultura. Pronto los niños comienzan a imitar. Reciben un gran estímulo y ánimos en sus balbuceos, incluso aunque sus sonidos no sean entendidos por los adultos.

Después comienzan a pensar en el lenguaje. Las palabras y las frases comienzan a tener sentido para ellos. Lo siguiente que hacen es improvisar en el lenguaje.Comienzan a construir sus propias frases organizadas de manera lógica. Pueden tener ya una conversación. Finalmente después de varios años de desarrollar su capacidad de pensar y hablar, a los niños se les enseña a leer y escribir. Solamente cuando todas esta habilidades están puestas en su lugar aparece la gramática, la teoría de la construcción del lenguaje.

La secuencia del aprendizaje musical tiene mucho que ver con esta secuencia. Cada habilidad nueva se basa en la anterior. Los alumnos que aprenden según la MLT aprenden a leer música pero sólo cuando han desarrollado la habilidad de escuchar con compresión internamente, los patrones reflejados en la partitura. De esta manera leer es para ellos más una cuestión de reconocer que de decodificar.

El Currículo del TODO/PARTES/TODO

La metodología TODO/PARTES/TODO (también llamada Síntesis/análisis/síntesis) es una forma común en educación de organizar la experiencia de los alumnos con los contenidos. La primera etapa con el TODO (Síntesis) es una introducción, una visión general para establecer una familiaridad básica con el tema tratado. La segunda etapa (análisis) consiste en el estudio detallado de las partes del todo. Al regresar al todo (segunda síntesis) los alumnos tienen una comprensión más sofisticada de cómo las partes se unen para formar el todo.

Los profesores de música con frecuencia utilizan el acercamiento TODO/PARTES/TODO para el nuevo repertorio.El primer paso es “pasar” la obra, para dar a los alumnos una idea general de la misma, de cómo va. Después viene el ensayo de las partes detalladas. La siguiente “pasada” general se realiza normalmente con mayor precisión técnica y comprensión general de la música. Esta Síntesis final es el primer paso de otro nuevo ciclo de TODO/DETALLES/TODO. De ciclo en ciclo, los alumnos van ascendiendo hacia niveles mayores de sofisticación y profundidad en sus conocimientos.

La MLT utiliza este sistema del TODO/PARTES/TODO para desarrollar la “audiation”. Las canciones y la literatura musical son el “todo” del currículo musical. Se trabajan durante las actividades de clase. Los patrones rítmicos y tonales son las “partes”, y se enseñan durante las actividades secuenciadas. A pesar de que las actividades secuenciadas son el corazón de la MLT, el principal objetivo de estas actividades es reforzar la habilidad del profesor para ayudar a los alumnos a comprender la música que están estudiando en las actividades de clase.

Los 8 niveles jerárquicos de habilidades secuenciadas que se trabajan en las actividades secuenciadas son también relevantes en las actividades de clase. Auditivo/oral, por ejemplo, es el más básico de los niveles de habilidad, pero juega un gran papel también en las actividades de clase. Por ejemplo, aprender una nueva canción siempre tiene lugar en el nivel auditivo/oral, con ninguna referencia a sílabas tonales (asociación verbal) o natación (asociación simbólica).

Otros principios centrales

Contraste

Podemos comprender lo que es algo comparándolo con lo que no es. Para aprender a “audiate” el modo mayor, por ejemplo, tenemos que experimentar lo que son otros modos, como el menor, el dórico o el mixolidio. Los métodos de la MLT ayudan a los niños a discriminar entre diferentes patrones tonales, patrones rítmicos, modos, métricas, funciones tonales y rítmicas. Este aprendizaje discriminativo,posibilita a los alumnos el vocabulario tonal y rítmico necesario para poder generalizar, improvisar y crear en el aprendizaje por inferencia.

Contexto

De la misma manera que al significado de una palabra le afecta la frase en la que se encuentre, también el contexto es crucial para la “audiation” de los diferentes elementos musicales. Es importante tanto durante las actividades de clase como durante las actividades secuenciadas establecer el contexto rítmico y tonal. Por ejemplo, durante la instrucción con patrones tonales el profesor reestablece repetidamente el modo, quizá tocando la tónica y la dominante en el piano. Se guía a los alumnos a “audiate” patrones tonales en referencia a un modo, una nota de reposo y una función tonal. En la instrucción rítmica, la métrica se refuerza continuamente y se anima a los alumnos a moverse rítmicamente mientras escuchan internamente los patrones.

Movimiento Rítmico

El ritmo no se proceso intelectualmente; tiene que sentirse a través del movimiento del cuerpo. Los métodos de la MLT están diseñados para ayudar a los alumnos a desarrollar una conciencia interna de la métrica, macro pulso, micro pulso, y ritmo melódico para interpretar con exactitud el ritmo, el tempo estable y el “flujo” rítmico.

TÉCNICAS APROPIADAS PARA LA AUDIATION

Una vez que los niños han asimilado un contenido en la fase auditivo/oral, reconocen e imitan elementos esenciales como la nota de reposo, los patrones tonales y rítmicos y coordinan su cuerpo y respiración con los patrones rítmicos, comienzan a trabajar estos elementos desde el punto de vista conceptual, poniendo nombre y categorizando las cosas y usando la sílabas rítmicas y tonales que favorecen la “audiation” ya que se basan en la comprensión del contexto musical.

Tonal

Lo esencial en la comprensión tonal es percibir las relaciones que los sonidos tienen con la nota de reposo. Por ello la técnica cognitiva más adecuada para el desarrollo tonal es el do móvil, en el que el do es mayor, re es dórico, mi es frigio,fa es lidio, sol es mixolidio, la es menor y ti es locrio.

Rítmico

Cuando organizamos el ritmo de la música que escuchamos, en nuestra cabeza, distinguimos una pulsación grande o macro pulsación y cómo se parte en pulsaciones pequeñas o micro pulsaciones, que son las que dan sentido métrico a la música. Para trabajar el ritmo Gordon ha desarrollado unas sílabas rítmicas basadas en estos principios de “audiation” y que no tienen ninguna relación ni con la notación musical ni con las figuras, solamente con las funciones métricas. A través de estas sílabas los niños captan la comprensión cognitiva del ritmo, pueden categorizar, generalizar y por tanto conectar perfectamente lo que aprenden en las fases auditivo/oral y asociación verbal con la asociación simbólica, es decir, la lectura y escritura musical.